Making of

Making of (1): Desmaquillantes

La rutina facial. Ese amplio campo donde disfrutamos restregándonos, masajeándonos y untándonos la cara en mil cremas y productos varios. Conforme voy cumpliendo años, este mundo cosmético ha ido tomando mayor importancia y yo he ido haciéndome más consciente de las necesidades de mi piel, por que (y aunque parezca un anuncio de cremas) una piel bonita es uno de los mejores lienzos para que un maquillaje luzca.

Por este motivo he creado una nueva sección en el blog en la que os hablaré de los productos que uso en cada uno de los pasos de mi rutina, además de rutinas adaptadas a las circunstancias o las necesidades de la piel. ¡En este campo hay que tener la mente abierta! No os ciñáis a usar un sólo producto ya que nuestra piel va variando según la época del año, la polución, el sol, las hormonas, el estrés, el cansancio, la alimentación, etc. Sin más inauguro la sección con uno de mis productos fetiche: Los desmaquillantes.

El desmaquillado es una de las partes más importantes de la rutina, ya que con ella eliminamos todo aquello que cubre la superficie de nuestra piel que puede impedir la correcta limpieza de la misma. Yo, desde hace unos meses, sigo casi al pie de la letra los consejos de una de las grandes en lo que ha cosmética se refiere, Caroline Hirons (aquí). Ella recomienda hacer una doble limpieza en la rutina facial nocturna, una para retirar el maquillaje y otra que limpie la piel en profundidad. Además recomienda el uso de muselinas, huir de productos jabonosos que hagan espuma y no abusar de los aceites minerales.  Y es que hay vida más allá de las toallitas que, además, son bastante desaconsejables para este propósito.

DSC_0005 Sigue leyendo “Making of (1): Desmaquillantes”